domingo, 16 de junio de 2024

El estrés, sus repercusiones y cómo reducirlo

 

El estrés se considera la respuesta psicológica o física ante un evento, persona u objeto, en la que nuestro sistema endocrino produce grandes cantidades de cortisol y adrenalina, en busca de una respuesta que garantizar nuestra supervivencia.

 

El “estrés saludable” nos permite huir ante una situación de riesgo o peligro inminente, pero ¿Qué ocurre cuando el estrés se perpetua en el tiempo y no sólo en un momento de verdadera necesidad de huida? Este “estrés dañino” pone nuestro cuerpo en estado de alerta permanente, como si se estuviera ante una amenaza constante, provocando que la producción de cortisol se extienda más de los normal, ¿Qué consecuencias trae la adrenalina y cortisol en grandes cantidades y por periodos prolongados?

 

La adrenalina produce taquicardia, hipertensión arterial, el cortisol lleva a osteoporosis, insomnio, altera el sistema inmune haciéndonos proclives a infecciones, estimula mayor producción de glucosa por parte del hígado llevando a diabetes mellitus en quienes tienen predisposición genética.

 

Recordemos que somos un todo, mente, alma y cuerpo, es un círculo conectado directamente, lo explico:


1. Cuando el cuerpo no está bien: una persona que tiene un dolor crónico, por ejemplo, de difícil manejo o debido a una causa no tratable, sentirá a mediano-largo plazo ansiedad o depresión. En este caso el trastorno físico, alteró secundariamente la función bioquímica cerebral.


2. Cuando la mente no está bien: si, por el contrario, tenemos preocupaciones, un duelo, un evento traumático, tristezas, la mente afectará secundariamente lo físico, empezamos con dolores de cabeza, problemas digestivos, cansancio, problemas de memoria y concentración, dolores musculares, entre otros. 


3. Reconocer que tanto mente como cuerpo deben estar en orden es importante para entender cómo evitar problemas de salud. Por lo tanto, así como es bien conocido que una alimentación saludable podrá prevenir problemas de salud físicos (diabetes, hipertensión, cáncer), alimentar nuestra mente de forma apropiada es imprescindible, y en eso nos enfocaremos a continuación.

 

AFIRMACIONES POSITIVAS

Repetir cada mañana frases positivas lleva el mensaje a tu subconsciente, haciendo que lo crea, aunque no estés completamente convencido. “Soy fuerte, soy buena persona, no existe la pereza en mí, me gusta quien soy, soy optimista, soy valiente, soy inteligente…” las que se te ocurran y necesites reforzar. Esto aumentará además tu autoestima. Haz la lista y pégala en refrigerador o pizarra de corcho, y léela todos los días, puedes decírtelas al espejo. Te dejo este audio de afirmaciones positivas para cuando prefieras escuchar.

Afirmaciones para empezar el día: 5 minutos y 10 minutosLas puedes escuchar en forma de meditación aislada en lugar tranquilo o mientras realizas tus actividades diarias como cocinar o trabajar.

 

AGRADECE

Al final del día, escribe (tiene un efecto cerebral diferente a sólo pensarlo) una lista de todo lo que te gustó del día, momentos, personas, todo por lo que te estes agradecido, incluso el simple hecho de despertar, la comida, el agua potable, todo lo que te haga sentir afortunado, y por las cosas no buenas del día, agradece la enseñanza que te haya dejado.

 

CAMBIA TU DIALOGO INTERNO

¿Serías tu mejor amigo si te hablas como lo haces? Aprender a hablarte con cariño y compasión es fundamental, si te hablas de forma negativa, severamente crítica y pesimista eres más propenso a sufrir depresión o ansiedad, además eso es lo que recibirán los demás. Si en tu mente hay sapos y culebras no saldrá de ti flores y estrellas.

 

TRABAJA LOS PENSAMIENTOS NEGATIVOS

De la mano del dialogo interno apropiado, está el reconocer y detener inmediatamente cuando se tiene un pensamiento negativo, estos pueden ser autocriticas, futuros catastróficos, pensamientos de odio hacia otros, recuerdos tristes o traumáticos del pasado. Apenas lo identifiques piensa “alto” o “no”, ponle algún nombre “pensamiento absurdo y ridículo”, agradece a tu mente ese pensamiento y míralo alejarse como una nube, dile “adiós” si hace falta, eso le quita importancia y peso en tu subconsciente.

 

EVITA LA CHATARRA MENTAL

Lo que ves y oyes repercute en tu estado de ánimo, aunque no estés consciente de ello, puedes ver una película de terror o drama y al final del día sentirte triste y angustiado y no saber por qué. La explicación es que el cerebro no diferencia lo que es real de lo que no, por eso tiene mucho peso el contenido que le aportas. Debe evitar noticias, videos violentos (no cedas al morbo), películas sangrientas o basadas en hechos reales traumáticos, no pases más de 5 minutos en redes sociales, es contenido poco interesante, está bien saber en qué andan tus seres queridos, pero no te enfoques en el número de “ me gusta” ni compares tu vida con otros, es absurdo e innecesario, tu vida está aquí, en lo que palpas, en lo que sientes, no en lo que publican otros, recuerda que todos tenemos batallas que librar aunque no publiquemos o hablemos de ellas, ninguna vida es perfecta, y tampoco evalúes lo que vales según el número de “me gusta”, piensa que lo publicas está dirigido a las personas que aprecias y quieres que sepan que estás bien y qué estás haciendo. Recuerda que no eres “el mejor amigo” de las 400 personas en tu red social, son conocidos, sólo eso, y todos estamos ocupados en nuestros afanes de cada día.

 

DALE UN STOP AL CORTISOL

Existen varias formas de frenar la producción de cortisol y adrenalina:


*Relentizar: querer hacer 2 o más cosas a la vez, así como hacerlas rápido es muy común en la persona que tiene mal manejo del estrés, así que haz una lista de las cosas por hacer en el día y hazlas en ese orden, no cediendo a la tentación de hacerlas a velocidad luz y ni haciendo multitarea, esta “relentización” disminuye el cortisol y te hará sentir más tranquilo y menos angustiado.

*Meditar: La respiración baja la descarga de hormonas de estrés en el cuerpo, puedes aprender sobre mindfullnes o busca meditaciones en youtube, las hay de todo tipo, meditación para agradecer, meditación para reducir ansiedad, meditación religiosa, y de todas las duraciones.

*Musicoterapia: escucha música alegre o instrumental mientras trabajes o hagas tus actividades diarias como cocinar. También el sonido de las aves tiene efectos relajantes sobre el sistema nervioso.

*Dieta saludable: evita alimentos ultraprocesados, consume más frutas, vegetales, proteínas blancas, evita alcohol en exceso o fumar, hidrátate adecuadamente.

*Ejercicio: es la mejor forma de bajar el cortisol y sentir un boost de energía, lo difícil es empezar, ese esfuerzo te toca a ti, luego le agarras el gusto.

*Sueño de calidad: muchas veces haciendo todos estos tips y tras bajar el cortisol el descanso de calidad llega solo, sin embargo, puedes complementar con coadyuvantes, como el magnesio, alguna infusión de té relajante, melatonina o un baño nocturno por las noches.

*Suplementos: el omega 3, tiene beneficios extensos sobre el organismo, uno de ellos es reducir el estrés, convérsalo con tu médico.

*Aromaterapia: enciende velas de lavanda cuando medites o escribas.


LIBROS QUE CAMBIAN VIDAS

      *Yo pude, tú puedes. Margarita Pasos

      *Como hacer que te pasen cosas buenas. María Rojas Estapé

      *La actitud mental positiva. Clement Stone y Napoleón Hill

      *El arte de no amargarse la vida. Rafael Santandreu


      ¡NO OLVIDES!

      Los cambios se logran poco a poco, no de la noche a la mañana, no por querer aplicar todos los cambios un día creas que mañana serás otra persona, pero tras una semana notarás cambios, a la segunda semana estarán los hábitos más afianzados. Se constante, la disciplina es un acto de amor propio. Persistir, resistir, insistir.


miércoles, 10 de julio de 2019

¿Qué exámenes debes hacerte si tienes Diabetes?


Es imprescindible que toda persona con diabetes tenga un médico de cabecera quien sirva de guía en el control de los niveles de glucosa y en la prevención de las complicaciones de la diabetes.

El médico deberá:

EN CADA CONSULTA:
-Interrogar síntomas que orienten sobre elevación de glucosa (hiperglicemia) como orinar mucho, mucha hambre, mucha sed o pérdida de peso inexplicable, así como síntomas de glucosa baja (hipoglicemia) como sudoración, dolor de cabeza, hambre, debilidad generalizada u otro malestar que cede con la ingesta de alimentos. Con estos datos es posible que se hagan ajustes en el tratamiento.
-Medirte, pesarte, y sacar tu índice de masa corporal, para así hacer seguimiento de tu peso.
-Revisión de pies. Se mirará la parte superior, plantar y entre los dedos, en busca de lesiones no detectadas por ti, callosidades, hongos, asimismo se palpará los pulsos y puede que se haga una prueba de filamento o se estimulará algunos reflejos. Esto con la finalidad de diagnosticar neuropatía (enfermedad de los nervios del pie).
-Observar los niveles de glucosa. Esto puede ser con tu registro de glucometrías en casa o con la realización de glucosa en ayunas.

CADA 3 MESES:
-Solicitud de HbA1c. Con este estudio llamado “hemoglobina glicosilada” se evalúa el promedio de glucosa en los últimos 3 meses.

UNA VEZ AL AÑO
-Solicitud de niveles de colesterol y triglicéridos, depuración de creatinina y proteinuria en orina de 24 horas. Es posible que se solicite examen general de orina.
-Dependiendo el tiempo con la enfermedad es posible que se solicite estudios de evaluación cardiaca: electrocardiograma, ecocardiograma, angiotomografia coronaria, score de calcio.
-Evaluación por oftalmólogo.

Es de considerar que dependiendo el caso, alguno de estos estudios se hará con mayor frecuencia, pero para la mayoría de los pacientes estas son las recomendaciones.

Dra. Greesly Valbuena
Médico Internista

jueves, 27 de junio de 2019

Autocuidado en Diabetes



Los 6 pilares que toda persona con Diabetes deberá seguir para lograr una vida larga, sana y normal, se basa en:

1.       ACTITUD POSITIVA
Nadie quisiera lidiar con un problema de salud, no escogemos enfermar, sin embargo, a veces nos llega y una vez que pasamos por la etapa de sorpresa y negación, vendrá la aceptación, donde tomamos conciencia de lo que no podemos cambiar, pero también asumimos lo que podemos controlar. Tener un dialogo adecuado con nosotros mismos como a un amigo, llevará a comprender las emociones que pueden surgir, y mejorará la forma de enfrentar el día a día.

2.       CONOCER LA ENFERMEDAD
Que tu médico te explique sobre cómo ocurre la Diabetes y sus efectos en tu cuerpo, permitirá que sepas lo que puedes hacer o no hacer para autocuidarte. Es importante que busques información adicional en páginas confiables, como la Asociación Americana de Diabetes y evites preguntar a tus conocidos, recuerda que cada quien tendrá una experiencia distinta con la enfermedad. Mientras más informado, más ganas de cuidarte tendrás.

3.       COMER DE FORMA SALUDABLE
Tener conocimientos básicos sobre la diabetes, te ayudará a comprender los alimentos que debes comer esporádicamente y los que puedes consumir más seguido. Debes saber que no hay alimentos prohibidos para personas con Diabetes, sólo saber la cantidad y la preparación más apropiada. Un método fácil de aprender es el método del plato.

4.       MANTENERSE ACTIVO
Hacer ejercicio te llevará a perder peso, y esto permitirá descender los niveles de glucosa, doble ganancia. Además, ayudará a tu corazón a mejorar su capacidad y beneficiará la salud vascular en general. 30 minutos al día, cinco días a la semana es la recomendación, lee cómo debe ser el ejercicio y cómo prevenir hipoglicemias con el ejercicio aquí.

5.       SABER RESOLVER PROBLEMAS COTIDIANOS
Los problemas más comunes son bajadas o subidas de glucosa en valores no esperados. Se habla de hipoglicemia en persona con Diabetes cuando la glucosa es menor a 70mg/dl, y estado de hiperglicemia cuando está por encima de 130mg/dl en ayuno o mayor a 180mg/dl dos horas después de comer. La hipoglicemia se resuelve con consumir 15gr de glucosa (lee cómo actuar ante hiploglicemia y cuáles son sus síntomas, aquí). La hiperglicemia, mientras no sobrepase 250mg/dl se puede resolver con pequeños cambios en la medicación y la dieta (orientado por tu médico). Si por el contrario está muy elevada se deberá buscar la causa y descartar complicaciones más delicadas que provocan elevación súbita de la glucosa. Reconocer los síntomas es primordial:
-Hipoglicemia: sudoración, hambre, dolor de cabeza, mareos, temblor, y en casos severos convulsión.
-Hiperglicemia: mucha hambre, mucha sed, orinas abundantes, pérdida de peso inexplicable.
Deberás tener un glucómetro en casa para vigilar tus niveles de glucosa y detectar oportunamente cambios inesperados.

6.       PREVENIR COMPLICACIONES
El objetivo de los pasos anteriores es evitar que los órganos “diana” de la Diabetes se vean afectados (ojo, corazón, vasos sanguíneos, cerebro y riñón). Por lo que además de tomar los medicamentos de forma correcta, hacer ejercicio y comer sano, es imprescindible hacerse revisiones anuales, es decir, visita al oftalmólogo, estudio de proteínas en orina y otros que tu médico ira solicitando. Revisa las metas en Diabetes.

IMPORTANTE
Recuerda que los cambios no se logran de la noche a la mañana, pero todo lo que el ser humano se propone lo logra si tiene la mejor actitud. Sólo debes confiar en tu equipo médico y en ti mismo/a. 

Dra. Greesly Valbuena
Médico Internista

miércoles, 1 de mayo de 2019

Dios y la medicina



Como médico y católica, durante mi carrera me tocó enfrentarme a cuestionamientos o explicaciones terrenales a muchos hechos, la evolución y el origen del universo por ejemplo, pero conocer esas explicaciones sólo me hicieron admirar mucho más las obras de Dios.

También es cierto que muchos médicos y científicos no creen en él, y aún así él actúa a través de ellos. Cada cura, vacuna, medicamento, cirugía, son obras de Dios.

Si oras pidiendo una sanación y al mismo tiempo vas al médico, no es contradictorio, pues en la medicina está Dios, él utiliza las manos de los médicos como instrumento para lograr el fin de tus males. Hasta la Biblia habla de la medicina:

(Eclesiástico 38, 1-15) “Da al médico, por sus servicios, los honores que merece, que también a él le creó el Señor. Pues del Altísimo viene la curación, como una dádiva que del rey se recibe. La ciencia del médico realza su cabeza, y ante los grandes es admirado. El Señor puso en la tierra medicinas, el varón prudente no las desdeña. ¿No fue el agua endulzada con un leño para que se conociera su virtud? Él mismo dio a los hombres la ciencia para que se gloriaran en sus maravillas. Con ellas cura él y quita el sufrimiento, con ellas el farmacéutico hace mixturas. Así nunca se acaban sus obras, y de él viene la paz sobre la faz de la tierra”

A lo largo de mi vida y mi carrera, he pedido y he recibido, cosas maravillosas pasan cuando estás cerca de él. Particularmente pido que sólo lleguen a mi los pacientes a quienes puedo ayudar o sanar, si no, que lleguen a otro profesional de salud.

Si estás leyendo esto, te recomiendo: Como médico, pide a Dios la sabiduría antes de empezar tu día. Como paciente, pide a Dios obrar a través del médico al que consultas.

Dra. Greesly Valbuena
Médico Internista

sábado, 20 de abril de 2019

Páginas de salud confiables


El internet contiene cientos de sitios escritos por cientos de personas. Se puede acceder a información real pero también falsa. En cuestión de salud, la búsqueda de síntomas al azar o tratamientos, lleva a las personas a sentir temores infundados o a realizar ingesta inapropiada de medicamentos, provocando resistencia de las bacterias a los antibióticos o efectos indeseados.

En esta era de tecnología y acceso fácil a la información, los médicos nos enfrentamos a personas que cuestionan la práctica clínica "porque en google leí qué..." impidiendo la confianza en el personal de salud y generando tensión.

Para que entiendan fácilmente los errores que se pueden cometer, si tienes dolor de cabeza y buscas las causas, podrías leer "tumor cerebral" o "derrame cerebral" cuando el dolor de cabeza tiene muchas causas, la mayoría benignas como el estrés, efecto de algún medicamento, poco sueño, problemas visuales, gripe, problemas en dientes, oídos o nariz.

Entonces para no caer en la tentación, cuando tengas un síntoma nuevo, diferente o que te preocupa, puedes preguntar a algún médico o enfermero de confianza, acudir a consulta o urgencias.

Si quieres aprender desde buenas fuentes acá dejo varias páginas de salud que puedes visitar con confianza para aprender algo nuevo cada día.


Dra. Greesly Valbuena
Médico Internista

sábado, 16 de febrero de 2019

sábado, 8 de septiembre de 2018

¿Cuál es tu probabilidad de Infarto Cardíaco o Cerebral?



El Riesgo Cardiovascular, representa la probabilidad que tiene una persona (que no ha tenido infarto ni eventos cerebrales vasculares previamente), de presentar un infarto cardíaco o cerebral. La mayoría de las tablas, están diseñadas para calcular el riesgo (en porcentaje) a 10 años.

Algunos factores que, por individual se asocian a mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares son:
-Hipertensión Arterial.
-Diabetes Mellitus.
-Tabaquismo.
-Colesterol y triglicéridos altos (dislipidemias).
-Obesidad.
-Sedentarismo (poca actividad física).
-Mujeres en postmenopausia.

Mientras más de estos coexistan en una persona, mayor es el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

IMPORTANTE: El Riesgo Cardiovascular, no significa que el evento ocurrirá porque sí, sólo arroja el chance de que ocurra.

RECUERDA: Los cambios en el estilo de vida (alimentación sana, cese del tabaquismo, ejercicio diario) disminuyen el riesgo significativamente.

Si quieres saber tu Riesgo Cardiovascular, debes tener más de 40 años, conocer tu presión arterial más reciente y tus valores de colesterol total y HDL, ¿lo tienes?, Ahora calcula tu riesgo aquí

Dra. Greesly Valbuena
Médicina Interna


martes, 28 de agosto de 2018

Diabetes e Hipoglicemia. Reconoce los síntomas y aprende a resolverla


Toda persona con Diabetes tiene el riesgo de desarrollar hipoglicemia (glucosa baja), si se inyecta insulina o toma medicamentos y no come, o si la dosis de medicamento aplicada es mayor a la debida. En toda consulta el médico debe educar al paciente sobre el riesgo, los síntomas y cómo resolverla. Es ideal que toda persona con Diabetes, tenga un glucómetro para medición de glucosa rápida.

Se define hipoglicemia en personas con Diabetes, cuando tienen glucosa >70mg/dl. Los síntomas son: dolor de cabeza, irritabilidad, temblor, sudoración, mareos, debilidad, mucho sueño o cansancio, mucha hambre.
Cuando esto ocurre debes seguir estos pasos:

-Avisa a alguien cerca de ti, para que no estés solo en caso de desmayarte.
-Si tienes glucómetro, corrobora el valor de glucosa.
-Consume 15gr de glucosa, lo puedes obtener de: 4-5 tabletas de glucosa (así se llaman, las venden en las farmacias), medio vaso de jugo dulce, o 3 caramelos. Si te encuentras en tu hora de comida, come.
NOTA: Evita leche o chocolates porque contienen grasas y se absorben lento. Tampoco consumas cantidades grandes de dulces porque puede subir mucho tu glicemia.
-Acuéstate y espera 15 minutos.
-Vuelve a revisar tu valor de glucosa, si está normal, medita qué pudo causar la hipoglicemia, si sigue baja repite los pasos de arriba.
-Si tras consumir por segunda vez los carbohidratos y esperar de nuevo 15 minutos, no mejora la glicemia, acude a urgencias.
-Otra opción es mantener una pluma de glucagón, al inyectarte 1mg subcutáneo sube la glucosa, es adecuado para personas que se desmayan antes de llegar a un sitio de atención médica, cualquier otra persona cerca puede inyectarlo (brazos, piernas, abdomen).

¿Cómo evitar la hipoglicemia?
-Respeta la indicación de tu médico (dosis, frecuencia, momento del día del medicamento).
-No saltes tus horas de comida.
-Sal de casa siempre con tabletas de glucosa o caramelos, tu glucómetro y una pulsera o plaquita que te identifique como persona con Diabetes.
-Nunca inyectes tu insulina lejos de las horas de comida.
-Checa tu glucosa tras cada hora de ejercicio.
-Checa tu glucosa antes de dormir y come algo si está debajo de 100mg/dl cuando has tomado alcohol.

Cualquier otra duda puedes escribir a través del formulario de contacto.


Dra. Greesly Valbuena
Especialista en Medicina Interna

martes, 21 de agosto de 2018

Metas para una persona con Diabetes

El objetivo de “las metas en Diabetes” es evitar o retardar las complicaciones crónicas de la Diabetes, que pueden ser: oculares (retinopatía diabética), renales (nefropatía diabética), nerviosas (neuropatía diabética) y vasculares (pie diabético, infarto cerebral o cardiaco).

Toda persona con Diabetes, debe trabajar en conjunto con su equipo de salud (médico, nutricionista, psicólogo, u otros) para lograr los objetivos. Estos constan en llegar a niveles ideales en glucosa, colesterol, presión arterial, peso y función de los riñones.

METAS
-Glicemia en ayuna (por la mañana, sin haber comido algo en las últimas 8 horas) o antes de cada comida à 70-130mg/dl.
-Glicemia 2 horas después de comer (cualquier comida del día) à no mayor a 180mg/dl.
-HbA1c à <7%.
-Colesterol LDL à <100mg/dl, si has tenido un infarto <70mg/dl.
-Triglicéridos à <150mg/dl.
-Albúmina en orina à <30mg.
-Depuración de creatinina en 24 horas à >60ml/min/m2.
-Presión arterial à < o igual a 140/80mmHg.
Índice de Masa Corporal (IMC) à 18.5-24.9

Las glicemias se determinarán según tu médico indique, ya que existen varios esquemas de monitorización de glucosa. En personas descontroladas o con nuevo tratamiento, puede que se requieran más seguidas que aquellas quienes alcanzaron la meta. La HbA1c cada tres meses. El IMC y la presión arterial en cada consulta. El resto de las pruebas 1 vez al año mínimo.

RECUERDA
Los cambios no se logran de un día para otro, requieren paciencia y constancia. Ten en cuenta que hay muchas personas, incluyendo niños, deportistas y artistas con Diabetes que llevan una vida normal, porque están educados sobre su enfermedad y comprenden el autocuidado.

Dra. Greesly Valbuena
Médico Internista

martes, 14 de agosto de 2018

Cirugía Bariátrica. Lo que necesita saber


La cirugía bariátrica forma parte del tratamiento de la Obesidad. Se basa en varios tipos de cirugías cuya finalidad es reducir el tamaño del estómago, resultando en saciedad con pocos alimentos. 

Las personas candidatas serán aquellas que cumplan los siguientes criterios:
a) Índice de Masa Corporal o IMC (se saca mediante peso y talla, calcúlalo aquí)
-IMC >40 sin otras enfermedades.
-IMC >35 con una enfermedad asociada a obesidad
-IMC 30-34.9 con Diabetes o Síndrome metabólico.

b) Según historial
-Aquellas personas que, a pesar de cambios en la dieta, ejercicio o medicamentos, no experimentan pérdida significativa de peso.

c) Según capacidad de compromiso
-Personas que después de la cirugía, se comprometan a seguir visitando al médico y cumplir las recomendaciones de dieta, suplementos u otras instrucciones.

Antes de la cirugía
Se requiere evaluación por un equipo multidisciplinario: internista o endocrinólogo, nutriólogo, psicólogo y el cirujano por supuesto. Se realizarán estudios de laboratorio y de imagen, se iniciarán suplementos vitamínicos que después del procedimiento el cuerpo no absorberá de forma adecuada (hierro, complejo b y calcio, por ejemplo). Y es posible que se necesite un porcentaje de peso menos, por lo que el nutriólogo solicitará que pierda algo de peso.

Personas no candidatas:
-Personas con IMC <30.
-Aquellos sin compromiso con el seguimiento.
-Problemas endocrinos causantes de peso y que al tratarlos se observe pérdida de peso.
-Drogadicción o alcoholismo.
-Trastornos psiquiátricos severos.
-Poca comprensión de riesgo y beneficios.
-Algún problema cardiaco o pulmonar que suponga un riesgo alto con el uso de anestesia.

Después de la cirugía
-La persona deberá tomar suplementos vitamínicos.
-Acudir regularmente a las consultas.
-Vigilancia de algunos valores sanguíneos.
-Mantener estilos de vida saludable.
-En algunos casos de solicitarán pruebas para estudiar osteoporosis, anemia, y otros.

Todo procedimiento quirúrgico implica un riesgo, sobre todo si tienes Diabetes o Hipertensión descontrolada. Conversa con tu medico las opciones de tratamiento si padeces obesidad.

Dra. Greesly Valbuena
Medico Internista